Una píldora de Alto Rendimiento

TSC - 17 de Enero de 2012

Pablo Martínez-Arroyo ha publicado este post (a continuación lo pódeis leer entero), en MARCA.COM. La Euroliga de Baloncesto comienza esta semana su segunda fase de la competición, y Pablo Laso, el entrenador del Real Madrid de baloncesto, parece muy motivado para llevar a su equipo a su máximo nivel de competencia.

martes, 17 enero 2012, 13:24

Semana Devotion. Comienza el Top 16. Pensando en los grupos, en los posibles cruces posteriores, y buceando en internet para retomar el pulso, nos encontramos con un tipo en perfecto estado de revista; un entrenador con una puesta en escena y un potente mensaje... y pum... pum... pum... pum; la coletilla final de la competición. Pablo Laso se lo cree.

Y ahora algunas reflexiones.

Nos atreveríamos a asegurar que Pablo Laso conoce el estudio de la Universidad de Belgrado, mediante el cual se demostró, hace ya 20 años, como una estrella del deporte tiene la misma ‘esencia’ de personalidad que un delincuente común. Un altísimo concepto de sí mismo, un cierto desprecio por la autoridad y, curiosamente, también por sus compañeros. Al conocerlo, seguro que está entendiendo y tratando mejor, incluso ‘educando’ y ‘dirigiendo’ mejor a las suyas, si las tuviese. Estamos convencidos de que incluso ha pensado ya en dos maneras de entrenar a sus mejores jugadores. Como artistas, a los cuales su talento les daría derecho a ciertos privilegios sobre el resto del grupo. O como a los primeros responsables de que los demás mejoren y de que el equipo mejore. Apostaríamos, sin duda, a que ha elegido finalmente esta segunda opción, aunque él mismo sabrá que no tiene porque ser la única que funcione.

Tal vez a  Pablo le esté costando aceptar y convivir con las derrotas en su faceta de entrenador, aunque esta temporada no son muchas, de momento. Seguro que su deseo es encajarlas mejor, para que no le afecten tanto en la visión global del equipo; para que no le desenfoquen un camino trazado a plazo medio, sin la mirada excesivamente corta.

Si hubiésemos acertado algo de lo anterior, pedimos permiso a la autoridad competente para lanzar un par de tiros más, por si tocamos el aro.

Para Pablo la clave de un equipo podría pasar por no salirse demasiado (ni por encima, ni por debajo), del camino marcado, del verdadero nivel que el grupo pueda ofrecer. Cuando un equipo consigue resultados por encima de sus expectativas demasiado pronto, alguien podría acabar equivocándose (fans, directiva, jugadores…) y el regreso al nivel real se volvería mucho más complicado. Laso pretendería cuidar ese equilibrio entre las expectativas y los resultados como oro en paño, sabiendo que de ello podría depender su asentamiento como entrenador de \'equipo grande\'. Para cumplir con esto, su objetivo sería encontrar esos dos o tres líderes dentro del vestuario capaces de proteger e incluso reforzar sus mensajes de una forma natural y enérgica.

Porque finalmente, y de ahí esos excelentes 40 segundos que la Euroliga ha transformado en una  píldora de Alto Rendimiento, el mejor entrenador, y Laso lo está siendo, no puede ser mucho más que el mejor traductor posible; aquel capaz de ofrecer al jugador, en su idioma, lo que el mercado y la competencia esperan de él...

Coño, con perdón, si es que en el vídeo hasta parece más alto y mucho más joven de lo que ya es... Bienvenidos al Top 16 de la Euroliga. El lugar dónde la mejor jugada de la semana bien pudiera ser un tiempo muerto.

Aquí tenéis el artículo original en marca.com

 

Comentarios

    

Training Solutions Consultores

91 435 09 37

info@trainingsolutions.es