El sello de una empresa

TSC - 23 de Mayo de 2014

Esta semana no se habla de otra cosa. La Final de la Champions provoca todo tipo de conversaciones. Apasionadas, deportivas, reflexivas; cada vez más enfoques se alejan del partido y se acercan a lo que el fútbol, o cualquier otro juego, tiene de metáfora.

Nos ha llamado mucho la atención esta semana un reportaje de el diario El Mundo, firmado por John Muller, en el cual se centraba el enfoque totalmente en los estilos de liderazgo de los tres personajes centrales de la comedia de esta temporada; Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid. Carlo Ancelotti, preparador del Real Madrid y Gerardo Martino, del FC Barcelona. En el reportaje, Muller ha recabado la opinión de varios profesores de Escuela de Negocios. Os dejamos aquí unos breves extractos.

UN ALQUIMISTA A RAYAS Y OTROS ESTILOS DE LIDERAZGO (JOHN MULLER)

Partido a partido. Esa ha sido la divisa de Diego Simeone (Buenos Aires, 1970). Un mensaje sencillo en el que están resumidas las claves de su liderazgo. De él se derivan tres interpretaciones. Partido a partido como el «cada día tiene su afán» de Jesucristo en el Sermón del Monte, casi en la misma línea del taurino «que Dios reparta suerte». O del carpe diem, el «aprovecha el momento», como lo interpreta el profesor del IESE, Santiago Álvarez de Mon, quien ve resonancias machadianas en la frase. O quizás como el «lo importante es el viaje, no el destino» que evoca a Cavafis y su Viaje hacia Ítaca.

¿Cuál es el secreto de la alquimia de El Cholo? «Simeone es el liderazgo adaptativo, conoce su plantilla y no vive de espaldas a la realidad. Ha hecho que jugadores buenos rindan un 200% con un plus de motivación, creando espíritu de equipo y dejando claro que el que manda es él», añade Álvarez de Mon. Margarita Mayo, profesora de liderazgo en el Instituto de Empresa, destaca varios aspectos de El Cholo. Primero, su liderazgo indiscutido, que ya lo tenía cuando era jugador. En segundo lugar, su rápida reinvención como entrenador. «La muerte de Yago Lamela invita a reflexionar sobre lo difícil que es para algunos deportistas transitar de una posición a otra. En una empresa, alguien bueno técnicamente puede fracasar como líder y volverá a ser buen técnico. En el deporte, un ex jugador no puede volver atrás». Por último, destaca su afán de aprendizaje. «Ha aprendido de Mourinho y de Guardiola, dos líderes muy distintos y eso habla bien de su psicología».

...

¿Quién ha hecho más con los recursos disponibles: Simeone, Ancelotti o Gerardo Tata Martino (Rosario, 1962), entrenador del FC Barcelona? Sin duda, por estadísticas, Simeone. ¿Y cuál tarea era más compleja? Ahí las opiniones de los expertos cambian: las de Ancelotti y Martino eran más difíciles, aunque con matices. «Se habla mucho de Simeone, pero el que lo tenía más difícil esta temporada era el Tata», dice Margarita Mayo. Ha tenido un desafío adicional a la gestión de estrellas en el vestuario que comparte con Ancelotti: ha heredado una forma de funcionar acreditada. «En el Barça el equipo está más hecho que en el Real Madrid, pero la sombra de Guardiola es alargada. Sin embargo, los fracasos no se corresponden con la autocrítica que hay».

...

«Si comparamos a El Cholo con Ancelotti, éste tenía que gobernar un club distinto, lleno de estrellas, de intereses, con una presidencia distinta. Pero ha aportado serenidad para superar la resaca de la tormenta Mourinho», dice Álvarez de Mon, quien señala que el mejor ejemplo que conoce de un director de jugadores-estrella es el de Phil Jackson, el mítico técnico de los Lakers y los Chicago Bulls, una mezcla de coach y líder espiritual. Soler describe como «senior» el liderazgo de Ancelotti. «Es afiliativo, participativo, muestra serenidad en decisiones complejas y ofrece proximidad emocional. Su modelo es calculador en decisiones difíciles como integrar a un nuevo jugador muy caro en este curso».

...

«Ancelotti necesita tiempo para construir un equipo. Tiene unos recursos humanos excelentes, pero que no saben dar el máximo juntos», añade Mayo. Para ella, Real Madrid y Barcelona encarnan dos modelos divergentes: el club que ficha estrellas y el club que crea equipos. Quizá haya que incluir una nueva categoría: el club de los revalorizados. Cuando llegó Simeone, Diego Costa iba a ser vendido por dos millones a un equipo turco. Hoy no vale menos de 40 millones. El presupuesto de esta temporada fue de 125 millones, pero el equipo se ha revalorizado según la web especializada transfermarkt.es hasta los 280 millones, más de la mitad de lo que vale el Real Madrid.

...

Y os dejamos con un extracto de vídeo que tuvo mucho recorrido en su momento. Son algunas charlas de motivación de Luis Aragonés a sus jugadores durante la Eurocopa de 2008 que coronó a España como campeona de Europa. ¿Es el fútbol una herramienta que enseña?

 

 

Comentarios

    

Training Solutions Consultores

91 435 09 37

info@trainingsolutions.es